Pastel de cerdo envuelto en hojas de almendro


Imprimir receta
Pastel de cerdo envuelto en hojas de almendro
Los llamados pasteles envueltos en hojas hacen parte de las tradiciones de la costa Caribe. Este pastel de cerdo está envuelto en hojas de almendros, unos de los árboles simbólicos de la región. Estas hojas le aportan al pastel un toque aromático además de que funcionan como un filtro natural de la grasa que lleva. En el “Festival del Pastel-Pital de Megua” esta preparación es una de las más apetecidas por los amantes de ‘la tierra del pastel’. Referencias: Atlántico Sabe Rico. Gobernación del Atlántico. Cocinera Esther Molina. 2017
Instrucciones
  1. Para achiotar el aceite disponga de 250 ml o una taza; mézclelo con el achiote y en una olla pequeña cocine a fuego bajo hasta que el aceite se vuelva rojo. Retire, deje reposar y cuele. Machaque el ajo, condiméntelo con comino, pimienta y sal. Disuelva la mezcla en el aceite achiotado.
  2. Tinture el arroz crudo con la mitad del aceite achiotado, condiméntelo moderadamente con vinagre, ajo, sal y comino. Reserve. Corte la zanahoria y la papa en medias lunas; reserve. Pique en cubos el apio, el pimentón verde y el ají topito. Corte el cerdo en porciones de 50 gr aproximadamente y marine desde el día anterior con ajo y comino. Al momento de preparar, séllelas en un caldero hasta que doren ligeramente. Incorpore los vegetales picados, excepto la papa y la zanahoria. Condimente con vinagre de frutas, ajo, sal y comino al gusto. Retire y reserve. Para armar los pasteles, adelgace el tallo de la hoja de almendro con un cuchillo de buen filo. Ponga cuatro hojas por pastel sobre una superficie plana con el envés hacia arriba. En el centro de la hoja disponga una capa delgada de arroz, agregue las presas de cerdo con sus vegetales, dos medias lunas de zanahoria y papa (opcional aceitunas verdes deshuesadas y alcaparras) y finalmente cubra con una capa de arroz. Doble las hojas hacia adentro formando un paquete circular. Amarre con la pita en forma radial. En una olla grande vierta suficiente cantidad de agua y llévela a hervor. Cocine los pasteles durante 1 hora y 30 minutos, aproximadamente. Retire, escurra, ponga a reposar y sirva. Cuando se cuezan se pueden conservar en refrigeración por tres días. Para consumirlos se calientan en vapor.
Observaciones
  1. Esta variación del tradicional pastel envuelto en hoja de bijao es la evidencia de las combinaciones inesperadas, pero efectivas, que caracterizan a la cocina como laboratorio de la creatividad y absorbente y funciona como filtro natural de la grasa.
Comparte esta receta

Deja una respuesta